Filosofía y Principios

FILOSOFÍA Y PRINCIPIOS
Hundimos nuestras raíces en la honestidad de un oficio encargado de transformar ingredientes naturales en sueños comestibles. Una tradición y un oficio (la repostería y el repostero), que durante cientos de años ha perfeccionado una alquimia que, a fuerza de calor y tiempo, hace que la sustancia se transforme, y transformada llegue en forma de goce a nuestros paladares.
Lejos de barroquismos y sobre-manipulaciones, que en algunos entornos éticos y estéticos (y no sólo en la repostería) parecen ser la nota dominante, creemos en que la sencillez es virtud del ser humano, y del fruto de su trabajo.
Pero hace falta un largo, laborioso y amoroso trabajo para llegar a la sencillez; condensar la expresión más pura, la más fragante gota de esencia destilada, es un arte que requiere una vida de atención y dedicación.
En un tiempo en el que prima la apariencia, los decorados artificiosos y sabores enmascarados, nosotros confiamos en la guía del paladar, y en que lo bien hecho, bien sabe.
Confiamos en las arrugas de nuestras manos, formadas tras luengas horas de trabajo desde el cariño, desde la pasión a la vez que desde el sosiego (ardiendo serenamente, como en el horno hace el leño). Esas arrugas sabrán encontrar los secretos de la materia con la que se elaboran nuestros dulces sueños.
Llevar esos sueños a tu vigilia es nuestra labor. La tuya, disfrutar.
 …
Antonio Lorenzo de la Peña
Jefe de obrador